¿EN QUÉ AYUDAN LOS
CEREALES A MI CUERPO?

Los cereales han sido parte esencial de nuestra alimentación desde hace miles de años. Todas las civilizaciones los cultivaron, comerciaron y disfrutaron, porque son una excelente fuente de fibra y energía para el organismo. Hoy, además sabemos que contienen almidón, lípidos (grasas) en proporciones variables y una cantidad relativamente pequeña de proteína que los hacen un complemento ideal en la alimentación.

¿Cuál es la importancia de los cereales en la alimentación?

Los cereales constituyen la principal fuente de energía en la dieta, son fuente de carbohidratos complejos, proteínas de valor biológico reducido (por falta de algunos aminoácidos) y, solo si son integrales, es decir que conservan todas las partes del grano, pueden aportar fibra y algunas vitaminas de complejo B.

Si te has preguntado alguna vez qué le aportan a tu cuerpo los cereales que comes diariamente, aquí te contamos en esta galería todo lo que te benefician:

 

Arroz:

No puede faltar en tu almuerzo, ¿verdad? No eres el único, es el cereal más consumido en el mundo, considerado básico para la alimentación. Contiene más almidón que cualquier otro cereal, su baja cantidad de grasas y su característica libre de gluten lo hace ideal para las personas alérgicas a esta proteína.

Maiz:

Lo comes casi en todo, porque es económico, rico en carbohidratos (58-72%), pero bajito en proteínas. Contiene alrededor de 5% de lípidos y aporta betacaroteno (provitamina A) que contribuye a proteger el cuerpo contra los efectos nocivos de los radicales libres.

Avena:

Se considera que su proteína es de mejor calidad que la de otros cereales, además contiene más hierro y vitamina B1. La avena tiene un alto contenido de fibra, especialmente fibra soluble como los betaglucanos, asociados con la reducción del riesgo de enfermedad cardiovascular.

Cebada:

Su valor nutricional se asemeja al de la avena. Puede ser utilizada para el consumo humano directo o como componente de bebidas o panes. La cebada en su mayoría contiene fibra insoluble, importante para la regulación del tránsito intestinal.

Trigo:

Hay dos clases de trigo: el trigo blando y el duro. El trigo blando es usado generalmente en la elaboración de galletas aunque tiene menos proteína que el trigo duro. Este último se utiliza sobre todo, en la elaboración del pan y la pasta, es rico en vitaminas del complejo B, especialmente la vitamina B1, además aporta un alto contenido de vitamina E, reconocida por su acción antioxidante.

Ahora que sabes qué tanto bien te hacen los cereales, ¡es hora de consumirlos conscientemente! Inclúyelos regularmente en tu alimentación y regálate la porción que necesitas nutricionalmente, para que tu cuerpo y mente estén activos y conectados con lo que haces diariamente. Por eso incluye en tu alimentación los productos Tosh y disfruta sin castigarte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

    PRODUCTOS

    Galletas